¿Desapareceremos?

enero 27, 2022 at 9:31 pm (Musica, Reflexiones) (, , , , , , , , , , , )

Por el Sr. González

¿Cuál es la situación del rock mexicano en la actualidad?

Si bien al rock en general lo han dado por muerto en muchas ocasiones y éste ha sobrevivido a los peores vaticinios cual Ave Fenix resurgiendo de sus cenizas, en este momento me he llegado a preguntar si no estaremos presenciando su verdadero fin. 

Vivimos una escena dispersa en la que las bandas, su público, los foros y los medios especializados, están fragmentados en pequeñas células y sin cohesión. En México, la cultura rockera ha sobrevivido por décadas en las condiciones más adversas. Sin embargo, el contexto actual presenta nuevas características nunca antes vistas. 

A mi manera de ver como músico activo, la actual disolución de la cultura rockera es: 

1) El resultado de una industria musical que le ha dado la espalda al rock, apoyando a otros géneros en su búsqueda de ganancias fáciles y sin entender la consecuencia cultural que esto implica. Si bien la industria siempre ha dejado afuera a muchas propuestas del rock mexicano, en su momento ha colaborado para que exista una percepción social sobre el rock en general, como una cultura presente y viva. Para muchos hoy, sobre todo para las nuevas generaciones, el rock ya no existe como consecuencia de que no se le promueve masivamente, en una oferta por parte de la industria de prácticamente “un solo” tipo de música; 2) La disolución de nuestra cultura también es el resultado de la promesa que en su momento ofreció el internet hace unas décadas como una forma de “difusión democratizadora” y que en la actualidad, solo ha generado propuestas “entrampadas” en sus pequeños círculos de influencia, donde se aíslan unos de otros y donde encontramos mucha paja de por medio (es decir, un mar de propuestas que no logran un mínimo de calidad). Al final y como siempre, solo vemos promovidos a los que cuentan con el respaldo de la industria musical; 3) El predominio (pre pandemia) de los grandes festivales, que si bien permitían presentaciones con mucho público y bien producidos, también ha ahorcado a otro tipo de foros, que es donde históricamente se han construido las escenas del rock. Para muchos, el rock en español solo existe una vez al año (en el Vive Latino); 4) También ha sido el resultado de los medios masivos de comunicación que apuestan únicamente por la nostalgia, pegándole un tiro de gracia mediático al rock mexicano (y del mundo), ignorando lo que éste sigue generando y sobre todo, falta la promoción de propuestas emergentes. Hay un público que además gusta de novedades y que está totalmente abandonado por este tipo de medios; 5) Se suma a la disolución de la escena, la acción de bandas que no salen de su área de confort y viven de sus glorias pasadas. Algunas bandas lastimosamente han abandonado la búsqueda creativa; 6) Por mencionar un último punto entre muchos otros posibles, el evidente contexto de la pandemia con cancelaciones de eventos durante los últimos dos años, sumado al carácter superficial y efímero del consumo por parte de las nuevas generaciones. Es decir, hay una crisis en la comercialización del rock. No solo es mantener una propuesta cultural como tal, sino que también debe haber sustentabilidad económica.

¿Los que estamos involucrados en el rock hecho en México (músicos, público, medios y foros) simplemente dejaremos que nuestra música sea ignorada? Hay un foco de alerta que parece nadie quiere ver. 

Un medio cercano para mí, es la estación de radio por internet Ruido Blanco FM, dirigida por mi amiga Olivia Luna. Éste existe gracias a la entrega apasionada de un equipo de personas que creen en las propuestas alternativas y están dispuestos a no ceder en su lucha por mantener un medio independiente, que difunde la música que aman y en la que creen. ¿Cuántos músicos de rock mexicano entienden que este medio es quizás uno de los pocos escaparates reales que aún les quedan? ¿Cuántas personas por inercia del sistema, desconocen que existe un espacio en el que ponen la música que les gusta, pero solo escuchan lo que la radio abierta les ofrece con su oferta limitada? ¿Cuántos medios más hay con esta vocación? 

¿O cuántos foros están dispuestos a seguir resistiendo ante todas las adversidades? Es muy triste enterarse que el Multiforo Cultural Alicia de la CDMX, ha llegado a su límite después de muchos años de “resistencia”. Ya anunciaron que cerrará sus puertas en este 2022.

Yo veo necesario encontrar nuevos lazos en nuestro medio, entre músicos veteranos y emergentes, entre bandas y medios, un circuito de foros que generen cultura, un público que busque nuevas alternativas y sobre todo, hay que cuidar lo que nos queda y reconocernos como parte de lo mismo. Necesitamos hacer alianzas y complicidades. Tendremos que encontrar la manera de “jalar parejo” ya que si no lo hacemos, simplemente desapareceremos. 

Anuncio publicitario

Enlace permanente 1 comentario

Los percusionistas que me han influenciado

noviembre 14, 2020 at 5:14 pm (Musica, Reflexiones, Uncategorized) (, , , , , )

Por el Sr. González

En días pasados conversaba con amigos, sobre el origen poco ortodoxo que tengo como percusionista. Para la mayoría de las personas, tocar congas suele relacionarse automáticamente con la interpretación de música afroantillana. Sin embargo, mi acercamiento a la percusión no fue por esa vía. Mis gustos adolescentes estuvieron más cercanos al rock y el funk, aprendiendo de manera autodidacta. 

Escuchando discos, descubrí la percusión como parte de los arreglos musicales. Esto me hizo apreciar el detalle. Fue como saborear ese condimento que hace la diferencia en una degustación. Me ocurrió por primera vez cuando escuché el disco Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy de Elton John de 1975. Su percusionista se convirtió entonces en mi ídolo y desde entonces siempre le he profesado admiración. 

El británico Ray Cooper, que en las congas rompe con todos los cánones establecidos por la música afrocaribeña, pronto se convirtió en mi modelo a seguir. Fue mi influencia inicial a los 15 años, que fue cuando tuve mis primeras congas. Si bien la música del caribe me agrada, encontré mucho más atractiva la libertad de crear rítmicas en el rock, en vez de seguir los patrones establecidos por los ritmos provenientes de Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Panamá, etc. Sin embargo, la raíz negra de la percusión la absorbí del funk. Pronto descubrí que éste proveía ritmos que me resultaban muy atractivos. 

Por entonces, la música disco estaba en su apogeo. Muchas bandas montadas en la ola comercial de esta música hecha para bailar, en realidad eran bandas que previamente tocaban funk. Particularmente, me llamó la atención el grupo estadounidense Earth, Wind & Fire. Mi sorpresa fue descubrir que uno de sus cantantes, el famoso Phillip Bailey, fue el conguero del grupo en sus inicios pre-era-disco. La naturalidad con la que tocaba también fue un aliciente para los primeros pasos que di en la percusión.

Me aboqué en descubrir congueros poco convencionales y di con Papa Di Allen, el voluminoso percusionista del grupo californiano War. Esta banda multicultural de los 60, apareció junto al ex vocalista de The Animals, Eric Burdon en plena era psicodélica. Sin duda Di Allen es uno de los músicos más gozosos que he visto. Él solito, con un tambor, podía llenar de energía y darle identidad a la base rítmica de War. Su rapidez y cuidado del detalle no pasaban desapercibidos.

Ya entrados en los 80 y en plena era new romantic, descubrí a otro británico que tenía una técnica precisa y un sonido fino en las congas. Me refiero a Martin Ditchman, el discreto percusionista que acompañó a la cantante de origen africano, Sade. Su golpe cerrado o machete, como solemos decirle en México, es una belleza.

Ya convertido yo en músico, he tocado diversos géneros ligados al rock, al jazz, al world music y al funk. En el camino me he identificado con otros colegas de mentalidad abierta, con los que incluso he tenido el orgullo de colaborar, como son Montserrat Revah, Armando Montiel y Chatrán, coincidiendo con ellos en ese gusto por crear libremente patrones rítmicos.

Hoy rindo homenaje a esos percusionistas de los que he aprendido mucho.

Enlace permanente Deja un comentario

HACE UN AÑO

abril 1, 2020 at 6:00 am (Cronicas, Musica, Reflexiones, Uncategorized) (, , , , , )

Por Rafael González Villegas 

Sr. González

Copia de IMG_3688

Hace un año.

No ha habido un día en que no ocupe un espacio en mis pensamientos. Ya sea en algún recuerdo solitario, en alguna anécdota de sobremesa o en situaciones cotidianas en donde simplemente ya no está, falta. Hoy, el mundo vive los estragos de una pandemia que nos mantiene encerrados, pensando, revisando y recordando. Hace un año me encontraba en Tijuana, Baja California Norte, sin posibilidad de buscarlo y hablar con él en el momento de su crisis. Armando no convivía con sus hermanos, solo con su mamá, nunca hacía referencia a ellos. Su papá falleció hace algunos años. Su familia de facto éramos los botellos junto con Paola Hernández, nuestra representante. Dos de nosotros estábamos en ambos extremos del país en ese momento crucial.

Él me llamaba “Diabluras”, derivación de “El Diablo”, un apodo heredado de otras épocas. Yo le decía “Armándarus”, como uno de sus personajes cuando trabajó como guionista y actor del famoso Güiri Güiri. Otros lo recuerdan de muy diversas maneras, ya que se involucró con muchas personas en diferentes áreas del quehacer musical, literario y de la vida en general. Algunos lo idealizaron, como suele suceder con quien sube a un escenario. Muchos siguen llorando al artista. Yo en lo personal, lo recuerdo como ese amigo al que le conoces lo bueno y lo malo. Así lo estimé y toleré. Vivimos muchas cosas como compañeros de banda. Cuando salí de Botellita al final de los 90, fue con el único del grupo con quien conservé una relación continua. Haríamos programas de radio y le produciría discos. Años después volveríamos a tocar juntos en una segunda etapa, hasta hace un año.

Siempre fue reservado con los desconocidos, pero muy cariñoso con los que lograban cruzar la barrera de una primera impresión. Ponía a prueba a la gente antes de abrirse. En lo sentimental, solía ir tras amores inalcanzables, como buscando inconscientemente el fracaso. Sin embargo, eso no le evitó brindar amor y cariño a muchas personas. Era complejo e intenso, por lo que también hizo grandes enemistades, a veces por pleitos estúpidos.

Hace un año él no pasaba por un buen momento, ni emocional, ni laboral, ni económico. Un cúmulo de miedos, complicaciones existenciales y de salud, se le fueron amontonando en la mente. Tenía terror de envejecer, era algo hipocondriaco y ya lidiaba con algunos achaques; las relaciones con personas importantes en su vida, pasaban por momentos de gran complejidad; Botellita de Jerez vivía en una crisis interna permanente y su continuidad pendía de un hilo; su situación económica se fue deteriorando como nunca ante gastos incontrolables; y su eterna incapacidad para establecer una relación amorosa comprometida, por más que lo deseara (o fingiera no desearla), le evidenciaba una aplastante soledad. Yo, aún conociendo estas situaciones, jamás preví su deseo de suicidarse. Ahora puedo desentrañar varias señales, ya tarde. Estuvieron ahí de muchas maneras que nadie supo interpretar.

Armando veía la realidad de una forma pesimista. Él compensaba esto con humor, a veces cáustico y sarcástico, a veces burlón e infantil. Podía provocar la risa en otros, mientras en su interior reinaba la fatalidad. Se reía de sí mismo. No tenía empacho en salir con las caras más ridículas en las fotos de la banda. Con ironía se reía del poder. Coqueteaba haciendo reír a las mujeres. ¿Cómo detectar así una depresión? A Paola le dijo en varias ocasiones que le encargaba los trámites de su velorio para cuando él falleciera. ¿Era una broma? ¿Era una petición real? En cierto momento, Armando dejó de sonreír y hacer gestos en las fotos de los últimos meses. ¿Cómo interpretar eso? Al final lo entendimos de la manera más cruda.

Entre sus conocidos tenía fama de sufrido y chillón (“Cucurrucucú”… no llores), por lo que muchas veces dejamos de tomarlo en serio. Tenía vocación de mártir. En lo personal, yo bromeaba con él cuando comenzaba a chantajear por algo. Era un chingaquedito conmigo y competíamos por ver quién desconcertaba al otro primero. Le tuve mucho cariño y sé que él también lo tuvo por mí. Esa forma de llevarnos no me ayudó a detectar  su intención. Armando sabía que tarde o temprano acabaría con su vida. Tal fue la frialdad y precisión con la que ejecutó cada paso que lo llevó a la muerte, que no me queda duda. Él solo necesitaba un disparador y éste llegó en la forma de una denuncia por pederastia en la cuenta @MeTooMusicosMx de Twitter.

Ese amigo de actitud machina al que conocí al final de los 80, con el tiempo fue cambiando, ya era otro. Como todos, fue un hombre resultado de su tiempo y cultura. Pero también tuvo la capacidad de transformarse. Quería un mundo justo y eso implicó, entre otras cosas, reconocer la lucha feminista, misma que lo confrontó ante su propio machismo. Sus ideas evolucionaban y siempre buscó ser muy congruente entre su forma de pensar y actuar. Fue sin duda, a partir del nacimiento de su hijo, que también hubo cambios sustanciales en su concepción de un mundo diferente.

En una plática que tuvimos muchos años antes, al final de los 80, me manifestó con lágrimas en los ojos, su gran deseo de ser padre. Él se sentía incapaz de establecer una relación estable. Con su argumento de no creer en el “amor romántico”, ingenuamente pensó que, aunque no tuviera una relación convencional con una pareja, podría tener un hijo. Nada lo preparó para las situaciones que provocaría llevar su idea a la práctica. La realidad le jugó sus cartas en contra.

Aún así, a partir de ese nacimiento, complicado como era y con sus contradicciones, Armando comenzó a ver las cosas con cierto optimismo, resultado del gran amor que profesaba a su hijo. Se vio motivado a componer y escribir para niños desde una perspectiva ecológica y social. Buscó un futuro mejor para las nuevas generaciones. Paralelamente le atrajo la fotografía, daba talleres literarios, viajó por el mundo trabajando para revistas o acompañando a su amiga Beatriz Rivas, con quien compartió la buena vida, tomaba buenos vinos y llegó a escribir con ella libros a dos plumas y otros experimentos literarios. Se relacionó con diversos círculos ligados a la filantropía, las causas sociales, al periodismo, al arte culinario, a la literatura, al cine y a la música.

¿Cuál habrá sido su sorpresa cuando vio en las redes aquella acusación en su contra? “Estoy muy sacado de onda”, nos comento ese domingo en el chat de Botellita. Quisimos calmarlo hasta que dejó de chatearnos por la tarde. Nos eludió y buscó a otros, pero no dejó entrever a nadie su intención. Solo le envió a Paola el último mensaje de todos, ya por la madrugada del 1 de abril. “Te voy a pedir la terrible tarea de encargarte de mi velorio”.

En la carta de despedida que dio a conocer públicamente, minutos antes de salir de su casa rumbo al sitio donde se colgaría, fue claro al deslindar al movimiento @MeToo de su decisión. En pláticas previas que tuve con él al respecto, conversamos sobre el tema de @MeToo. Las redes sociales en internet permitieron por primera vez, que una mujer víctima de abuso por parte de un hombre, se sintiera respaldada por otras mujeres que intermediaban y así, en un ejercicio de empoderamiento, ésta se sintiera libre para denunciar a su victimario. La consecuencia para el acusado en cuestión se traducía en un juicio moral, más que legal, que en alguna medida resarcía el daño. Sin embargo, me parece que @MeTooMusicosMx tuvo un proceder particularmente distinto al de otras cuentas de @MeToo. El anonimato de la víctima, necesario y comprensible en estos casos, no solo fue de la denunciante, sino también de quienes administraban la cuenta. En términos generales, se desconoció a qué intereses respondían realmente. Sin seguir algún protocolo que contemplara entre otras cosas, la presunción de inocencia de Armando, su ataque fue orquestado, tajante y virulento. Un espacio que tendría que haber funcionado como el apoyo para una posible víctima se convirtió en realidad, en un irresponsable foro para atacar impunemente a una persona y amplificar el caos. La marca moral sobre Armando fue indeleble, más allá de ser cierto o no su supuesto proceder. “El artista que toca y escribe para niños, además es pederasta”.

Pocos repararon en que Armando simpatizaba con el feminismo. Basta echarse un clavado en sus redes para constatarlo. Aparentemente el “fuego amigo” le asestaba un golpe demoledor. Durante los días posteriores a su muerte, internautas en la búsqueda de un responsable, mencionaron nombres de personas supuestamente ligadas al ataque, algunas de ellas relacionadas a cierta etapa de la revista La Mosca. Sin embargo, no pasaron de ser acusaciones sin pruebas. Al otro lado del espectro estaban los absurdos grupos disque revanchistas. Estoy seguro que a Armando, nada le hubiera causado más desconcierto que ver cuentas como @MeTooHombres, que estúpidamente intentaban “reivindicarlo”. Los mismos que, cuando Botellita de Jerez reiteró lo escrito por Armando en su carta pública, nos acusaron de tibios y cobardes.

Tuve entonces una teoría: Como parte de un ambiente intencionalmente polarizado, intereses mezquinos, intervinieron para alterar la conversación orgánica de las redes en torno al feminismo. Con los datos que conocemos ahora, esta idea que sonaba entonces descabellada, ya no lo es. En el contexto descrito, apareció una cuenta de twitter con una posición notoriamente violenta. Tal fue mi interés por saber qué había tras el manejo poco claro de @MeTooMusicosMx, que busqué la forma de conocer más, de saber como se dio la actividad en las redes en torno al suicidio de Armando. Además, busqué que fuera con un enfoque científico. Menuda empresa de investigación intenté buscando a expertos en la materia, pero al final, cuando no pude costear su trabajo, me detuve. No sé que hubiera encontrado de haber avanzado por esa linea, pero posiblemente los resultados no solo hubieran satisfecho mis dudas, o no, muy probablemente hubieran acentuado también el ambiente general de odio y división. Yo no quise eso. Acepté que a mi amigo ya nadie lo regresaría a la vida y que habrán secretos que solo podré intuir, más nunca saber.

Hace un año, el golpe de odio pegó en alguien debilitado y fue donde más daño pudo haber ocasionado. Para Armando, que en todo momento alegó inocencia, le fue imposible ya reírse de sí mismo. No hubo humor cáustico que funcionara para compensar el terror que enfrentaba y entonces tomó sentido aquella vieja idea del pasado, mitad alarde, mitad en serio: “moriré a los sesenta y algo”.

Su fallecimiento fue noticia mundial. Un torbellino de opiniones, chismes, dimes y diretes en donde la falta de empatía, la ignorancia y mala leche, tuvo como contrapeso multitudinarias muestras de cariño hacia mi amigo. El principal afectado de su decisión fue sin duda, su hijo, que por lo pronto perdió a su padre. Los acertijos que el chico tendrá que resolver en el futuro se vislumbran complejos. Fuerte y difícil tarea para su madre también, ahora que el pequeño debe estar rayando su primera década.

Como saben, hace un año Botellita de Jerez se disolvió de manera inmediata, tanto como la muerte misma de Armando. ¿Cómo seguir con un equilibrio tan frágil como el que teníamos antes de todo esto? En lo personal, hubiera deseado cerrar la historia del grupo con un gran concierto de despedida, a lo grande, con invitados y claro, recordando a Armando. Pero los miembros de la banda hemos procesado su muerte de diferentes formas y no logramos ponernos de acuerdo. Nuestros desencuentros han hecho difícil que este cierre pueda ser como lo planteo arriba. Mañana 2 de abril, se estrenará en redes un acústico grabado por Santiago, Paco “El Mastuerzo” y yo, que hicimos para Fonarte Latino (distribuidora de nuestro último disco). Tres temas sin previo ensayo e improvisando. Salió bien, pero me temo que no llegaremos más lejos que eso.

Tras el velorio, me alejé de tanto ruido. Por eso no he dado declaraciones a los medios. Hice un artículo para la revista Contratiempo de Chicago y nada más. Es hasta ahora, que realmente les cuento cómo lo he vivido. Opté por llevar mi duelo y tristeza de forma íntima. Creer en la inocencia de Armando no ha dejado de ser, en alguna medida, un acto de fe, algo extraño para un escéptico como yo. La fe no solo es ciega (como dice el cliché), implica una alta dosis de esperanza por parte de quién la profesa. Yo prefiero tener confianza, ya que ésta se construye con hechos concretos y, por los hechos que llegué a conocer a lo largo de los años, deduzco su inocencia. Pero también reconozco que hay una pizca de fe en esta conclusión, de creer sin contar con todos los elementos irrefutables, de tener la esperanza de intuir bien. Era inocente.

Lo que sí es claro, es que Armando ya no está físicamente con nosotros como resultado de su propia decisión. No pretendo que lo emulen. Amo la vida como el superviviente de cáncer que soy. Nunca estaré de acuerdo con lo que hizo, fue el acto más egoísta e irreversible que pueda existir. Pero aún así, aunque sea con mucha tristeza, acepto y respeto lo que él mismo definió como un acto consciente, voluntario, libre y personal. Finalmente es lo que hace un amigo.

México a 1 de abril del 2020.

IMG_E9687

Enlace permanente 5 comentarios

Detrás de los discos: Mis colaboraciones

octubre 23, 2019 at 10:31 am (Cronicas, Musica, Reflexiones)

Fratta

A lo largo de mi carrera he tenido colaboraciones cercanas con otros músicos. El mejor ejemplo es mi participación en el grupo de Fratta, a quien conocí al final de la década de los 80. Días en que por los muros del sur de la Ciudad de México se podían ver grafittis de estilizados ojos que decían a un lado, Romántico Desliz. Fratta había pertenecido al grupo Ninot, pero estaba dándole forma a su propio proyecto musical.

10369736_1508867886096282_4569598129330231951_n

Siendo pareja de Mila Ojeda, hermana de mi compañero en Botellita de Jerez, Santiago, solo fue cuestión de coincidir en un par de reuniones, para recibir su invitación para tocar la percusión con él. El 27 de enero de 1990 nos presentamos en el LUCC, integrándome a una banda conformada por Carlos Walraven en la batería, El Manco en el bajo, Humberto Calderón en la guitarra, Felipe Maldonado en el sax y Mila disparando secuencias de una computadora ubicada dentro de un refrigerador. El lugar entero estuvo atravesado en los costados, por dos gigantescos y espinosos tallos de rosa, cuyas inmensas flores se entrecruzaban al fondo del escenario.

Después de eso, pasó un buen rato antes de volver a tocar juntos. Él se integró entonces al grupo Casino. Para 1994, Discos Culebra sacó su primer disco “Romántico Desliz”, a la par de ser el ingeniero de sonido de Botellita. Cuando comenzó la promoción de éste, me invitó a tocar lo que en la grabación hizo Armando Montiel. Desde entonces comenzamos a colaborar juntos en una banda metamórfica, por la que han desfilado un sin fin de grandes músicos como Hector Page, Julio Díaz, Mary Urtuzuástegui, Edusrdo Dyer, Julieta Venegas o Gustavo Jacob, entre otros.

3334

 

El primer disco que grabé con él fue el “Acústico Deslíz” de 1995, grabado para La Solitaria, subsello del subsello de BMG/Areola, Discos Culebra. Después dicha empresa lo metió injustamente en una congeladora. Tras un altercado con el nuevo director de Culebra, Ivan Morales, no lo dejaron grabar nada hasta que se acabó su contrato.

Mientras tanto, por esos años fueron los conciertos en apoyo a las comunidades zapatistas tras el alzamiento del EZLN, en los que estuvimos muy involucrados. Julieta Venegas por su cuenta, nos invitó a Fratta y a mí, para ser parte de su grupo, La Milagrosa. Igualmente, cuando arrancaron los conciertos de Sr. González en 1997, él comenzó a tocar el bajo conmigo.

Por fin, vino su EP “La Espuma de los Días” de 1998, nombre inspirado en el título de la novela de Boris Vian. Poco después llegó el disco “Realidad” en 1999, su primer larga duración post Culebra, ambos editados por Discos Intolerancia.

En los tiempos en que tuve Discos antíDOTO, sacamos el disco “Motel” en 2002, y la recopilación “GrandeSexitos” en 2004. Vendría una etapa en la que trabajaría como músico de otros artistas.

Sería hasta el 2008 que volveríamos a grabar algo nuevo. El disco “Malafama”, que como he narrado antes, salió justo en el momento que yo enfermé de cáncer.

Pasarían unos años más, antes de su más reciente disco llamado “Nubosidad Variable” del 2016. Desde entonces, nuestra cercana colaboración se ha dado más en la cancha de Sr. González. Hoy, es parte de Combo Movox, mi nuevo proyecto con Zaira Franco, a quien conocí por cierto, tocando en un concierto de Fratta, como a muchos de los músicos que me han acompañado.

 

Julieta Venegas

SCAN0002

A Julieta la conocí en 1994, cuando ambos tocábamos con Fratta. Tenía poco tiempo de haber llegado a la Ciudad de México desde Tijuana. No tardó en cautivar a más de uno con su muy personal estilo de componer.

Fratta la invitó a integrarse en su banda y los conciertos solían comenzar con un par de sus temas, mismos que cantaba sola en el piano. Venía de tocar en la primera formación del grupo Tijuana No!, a quienes heredó su primer éxito, “Pobre de Mí”.

Una vez aquí, intentó sin suerte crear una banda. Recuerdo bien cuando, al finalizar un ensayo, nos propuso a Fratta y a mí que la acompañáramos. Ambos aceptamos gustosos. Así se conformó La Milagrosa, que en una primera formación fuimos Fratta en el bajo, Julieta en el acordeón, piano, programación de ritmos y voz, y yo en la percusión. Fue muy incentivante para mí, complementar sus ritmos programados de manera empírica, creando ensambles percusivos poco convencionales pero efectivos. Después incorporó al baterista en turno con Fratta, Ivan Moreno, que vino a enriquecer el sonido de La Milagrosa. Eventualmente tocó también Joselo de Café Tacvba, que en esos días era pareja de Julieta.

71003593_10217950900418009_5110517611972526080_o

Tras dos años de tocar juntos, logró la atención de BMG/Ariola y del productor Gustavo Santaolalla. Incluso fuimos a tocar en el House of Blues de LA, Ca., donde nos escuchó Aníbal Kerpel, socio de Santaolalla. Fue así como la mesa se puso para grabar su primer disco, “Aquí” que se editó en 1997.

A partir de ese momento, dejó atrás La Milagrosa y comenzó a proyectarse solo como Julieta Venegas. Yo fui el único del grupo que fue a LA para grabar en la cohera del renombrado productor argentino, unos temas que si bien me eran familiares, ya tenían arreglos completamente distintos. Quizás el único que sonaba de una manera similar a nuestra interpretación en La Milagrosa fue “De mis Pasos”.

Después, llegué a tocar con ella junto a su nueva banda en un par de ocasiones, como parte de la promoción de su disco debut. Desde entonces, ella siguió su exitoso camino con una nueva dirección, no sin antes tener una pequeña colaboración en mi primer disco.

 

Café Tacvba

Así como conocí a Julieta Venegas por Fratta, por Julieta conocí a su pareja, Joselo Rangel de Café Tacvba. Un día, recibí su llamada donde me propuso acompañar a los tacvbos en un palomazo para una entrevista en la estación de radio Rock 101. Me costó mucho tener que decirle que no, ya que tenía un compromiso previo. Por suerte la invitación se repitió y en cuestión de unas semanas, comencé a acompañarlos en diversos lugares como el Bar Mata, en una protesta anti nuclear frente a la embajada francesa o en la librería El Péndulo.

Sin título

También invitaron a varios bateristas, incorporándose finalmente Iván Moreno. Hasta ese 1995, Café Tacvba se había caracterizado por usar caja de ritmos, pero ahora tenían una base rítmica humana. Inicialmente los ensayos fueron en la casa familiar del Meme, en Echegaray. Al terminar uno, mientras nos daban un aventón por las calles de Satélite, nos hicieron la invitación formal a Iván y a mi para participar en el Unplugged de MTV que se grabaría en Miami, Fla. Por supuesto que aceptamos sonrientes.

Los ensayos comenzaron a hacerse en casa de Ivan en la col. Obrera, en donde igual llegaban músicos de Fratta, Julieta o Molotov, todas estas, bandas en las que nuestro baterista tocaba. Participar en su programa ha sido una de mis mejores experiencias como músico. Comúnmente, al poco tiempo de realizarse un Unplugged, las bandas solían lanzar el disco correspondiente. No fue así en el caso de Café Tacvba. Por cuestiones contractuales con su discográfica, el disco en cuestión saldría hasta 2005.

SCAN0005

Sin embargo, pronto me invitarían para grabar en el tema “No me Comprendes” del disco “Avalancha de Éxitos”, de 1996. Nuestra siguiente colaboración fue en 1997, para mi disco debut en donde los tacvbos participaron en la canción “El Fin de la Historia”.

 

Mi siguiente grabación con ellos fue “Una Mañana”, tema que aportaron para el disco “José José un Tributo” de 1998. La canción me era muy familiar, ya que la habíamos montado para el Unplugged, aunque no salió en la transmisión del programa. En los siguientes años participé en los discos solistas de Joselo y Rubén, de los cuales ya hablaré, pero con la banda completa volvería a grabar hasta el disco “SiNo” de 2007, en el tema “El Outsider”.

 

Joselo y Rubén

Mi colaboración con los tacvbos ha sido muy variada. Grabé en algunos de sus discos y ellos en “El Sr. González y los Cuates de la Chamba”. Pero no solo se restringió a estas grabaciones.

oso

En el año 2001, Joselo hizo su primer disco solista, al que tituló “Oso”, eligiendo como productor a su compañero de grupo, Rubén Albarrán. Me invitó a ponerle percusión en un par de rolas. La banda que lo acompañó entonces, tanto en la grabación como en las siguientes presentaciones en vivo, fueron los Liquits. Yo también participé en un concierto que hizo en El Hábito, en Coyoacán.

En el año 2002, Rubén me convocó para grabar en un disco de los Esquizitos, que él estaba produciendo. Lo llamarían “Original Banda Sonora”. Por desgracia, ese disco nunca salió y hasta donde entiendo, se encuentra enlatado. Pasó el tiempo y en 2006 llegó una nueva invitación, ahora, para grabar en un disco que Rubén hizo con su pareja, motivados por el cercano nacimiento de su hijo, en el proyecto Sizu Yantra. Éste se llamó “Bienvenido al Sueño». Después, ellos hicieron una serie de presentaciones en el domo digital del Papalote Museo del Niño, en un espectáculo multimedia.

Sin título 2

Antes de volver a tener contacto con alguno de ellos, atravesé y sobreviví la experiencia que me tocó vivir con el cáncer. Una vez pasado el trance, comencé a reconectarme al mundo. Le llevé mi mi disco “Un Mundo Frágil” a Joselo en la segunda mitad del 2011. En ese encuentro, me invitó a participar en La Chilanga Banda, grupo que había armado para acompañar a Jaime López en la FIM de Guadalajara. Vendrían una serie de conciertos y me invitó a integrarme. La banda en cuestión era Café Tacvba, Andrea Balency, Ramiro del Real y me sumé yo. Tocamos en el Festival Rock por la Vida en Guadalajara, el Teatro de la Ciudad y el Vive Latino. De la presentación en el teatro se hizo una grabación, la cual aún no ha visto la luz.

328666_224134610977336_5317256_o

 

Kenny y los Nuevos Eléctricos

A Kenny Avilés la conocí cuando los botellos alternamos con ella y sus Eléctricos, en una gira por el estado de Guerrero durante 1995. Al poco tiempo de haber sacado mi disco “El Sr. González y los Cuates de la Chamba” en 1998, recibí la invitación para tocar con Kenny y los Nuevos Eléctricos, una reestructuración de su banda, por la que por cierto, han pasado infinidad de músicos. A la par de promover mi disco debut, me integré así a una banda conformada por Kenny en la voz y armónica, su pareja Edgar Carrúm en el bajo, Jorge “El Wash” en los teclados, Memo Asencio en la batería y Beto Bañuelos en la guitarra.

SCAN0027

Después de dar algunos conciertos en distintos puntos de la república mexicana y antros de la capital, el 10 de abril de 1999 grabamos el disco en vivo “Sensaciones Electroacústicas”, que hicimos en el Hard Rock Live de la CDMX, junto a algunos invitados. Por esos días, los hidrocálidos Miguel Góngora y Julio Díaz, eran un par de jóvenes que acompañaban a los sobrinos raperos de Kenny, en el proyecto Coyote.

Kenny+port

Al salir Beto del grupo de Los Nuevos Eléctricos se integró Miguel como nuevo guitarrista, a la par de que Julio se convirtió en el nuevo baterista de Santa Sabina tras la salida de Patricio Iglesias. Para el año 2000, yo me enfoqué en la grabación de lo que sería mi segundo disco “La Vida es El Viaje” e invité a Miguel y Julio como nuevos Cuates de la Chamba. A Kenny la invité específicamente a cantar conmigo en el tema “Perla Escondida”. Por su cuenta, Los Nuevos Eléctricos también entraron al estudio para grabar “Alma Beta”, disco en el que fui invitado. Julio y Miguel también tocarían con Fratta. Sin duda eran tiempos de promiscuidad musical. Una comuna de músicos en donde todos tocábamos con todos.

faro de oriente

 

Tex Tex

En 1987, yo tocaba en el grupo Baraja y me hice amigo de Francisco Barrios “El Mastuerzo” de Botellita de Jerez. Él había producido los discos de Trolebús, Mamá-Z y estaba por hacer el primer disco de Tex Tex. Quería producirnos también, pero las circunstancias no lo permitieron. No obstante, me invitó a participar en el disco de los muñecos. Grabé la percusión de los temas “Cantinero” y “Un Toque Mágico”, la que le dio nombre al disco. La portada, por cierto, estuvo a cargo de Eduardo Dyer.

tex tex

En 1988 se deshizo Baraja, a la par de que Sergio Arau se salió de Botellita. “El Mastuerzo” me invitó a integrarme en la reconformación de su banda. A su vez, le pidió a Lalo Tex tocar en Botellita de Jerez mientras conseguíamos al guitarrista definitivo, que después de cuatro conciertos terminó siendo Santiago Ojeda.

SCAN0021

Pasó algún tiempo antes de volver a colaborar juntos en términos discográficos. Cuando grabé “El Sr. González y los Cuates de la Chamba” en 1997, Lalo fue uno de mis invitados. Pero fue hasta el año 2001, cuando fui convocado por los Tex Tex para grabar en su disco en vivo “Los Muñecos Desenchufados”, que se realizó en el Comic Rock Show el 21 de diciembre de ese año y que salió el 2002. En los meses siguientes continué tocando con ellos esporádicamente. Hicimos una gira por Chiapas y un concierto en el zócalo de la CDMX festejando sus 18 años.

SCAN0020

Mi concentración en Discos antíDoto, tuvo que ver en que gradualmente dejara de tocar con ellos, no sin antes grabar en su disco “De Donde Somos y a Donde Vamos” en 2004. Al final del 2015, me volvieron a invitar para su concierto en la FILIJ. Ahí hablamos sobre la posibilidad de que yo les produjera un disco, idea que se reforzó cuando volvimos a coincidir en un concierto de Real de Catorce en el Foro Hilvana, unos días después. Vi a Lalo en una cafetería del centro y planeamos que, al comenzar el 2016, conociera el estudio donde solían grabar. El domingo previó a nuestra cita acordada, un paro cardiaco detuvo la vida de mi amigo.

12189501_10206872881514460_239279587589314245_o

 

Monocordio 

Cuando hacíamos el programa de la “Oficina Bizarra” en Radio al Cubo por el año 2001, Armando Vega-Gil me llegó a comentar que tenía un amigo con el que me llevaría bien. Se refería a Fernando Rivera Calderón, con quien tenía un grupo musical de parodia política en el noticiero del Canal 40, al que llamaban Palomazo Informativo.

Cuando arranqué Discos antíDOTO en 2002, debutamos con un disco compilatorio, con diversos materiales que me hicieron llegar y al que llamé Capicúa Beat. En éste incluí el tema “Lejos Cerca” de Monocordio, descubriendo a su vez, que era el proyecto personal de Rivera Calderón. También lancé su primer EP, que había producido Carlos Walraven, llamado “M0n0c0rd10”, de donde provenía dicha canción.

R-4811845-1376273981-1175.jpeg

Posteriormente en antíDOTO, además de producir al Palomazo Informativo, comencé a producir los discos de Monocordio, con la peculiaridad de que también me fui integrando a una banda que estaba en formación. En 2005 sacamos “La Hora del Tiempo”, que se pre produjo en un departamento al que acababa de llegar recién divorciado. Ya desde los trabajos con el Palomazo, había invitado a la pianista argentina Laura Vázquez, que pronto se convirtió en una pieza fundamental del Monocordio de esos años.

72418492_10218020139068932_9183035233019101184_n

R-13884316-1563284176-6042.jpeg

Como parte de una serie llamada “¿Cual es tu Rock?”, la discográfica EMI sacó con mi producción artística, el EP “El Primer Rayo de Sol”, del cual se desprendió uno de los temas más emblemáticos de Monocordio, “Siempre te Busqué”. En 2007 re editamos el EP debut, al que le añadimos algunos remixes hechos por Alex Otaola y por mí.

R-4813754-1376332980-3744.jpeg

Le seguiría el disco “La Verdad es una Mentira en los Ojos de Quien la Mira” del 2008 y que sería el último disco de Monocordio con mi producción y en antíDOTO.

Durante los dos siguientes años, yo estaría fuera de circulación por mi lucha contra el cáncer. Aún así, tendría una pequeña participación a distancia en el disco “El Diablo es el Ego de Dios”, que produjo Walraven en Tepoztlán. De regreso al mundo y a la vida grabaría, ahora como invitado, en el disco en vivo “Monocordio 10 años”, que se grabó en el Teatro de la Ciudad el 30 de julio de 2011. Sería mi última participación con el proyecto de Fernando, mismo que tomaría nuevas direcciones.

 

Nirgal Vallis

Mientras estudiaba arquitectura en 1984, conocí a Ramón Nakash, estudiante de administración. Coincidimos en nuestro gusto por el progresivo. Junto al compositor y tecladista Jose Luis Fernandez Ledesma y el guitarrista Alejandro Schmidt, era parte del grupo Nirgal Vallis donde tocaba el violín. Yo mientras, tocaba la percusión en Café con Leche, banda world conformada por haitianos, mexicanos y estrenábamos cantante, Claudia Martínez de Alba.

18368_1296851495267_1290263_n

Por su lado, Ramón me invito a tocar la batería en una grabación que estaban por hacer. Acepté pero había un detalle, yo carecía de una batería. Así que le pedí a la pareja de mi prima que me prestara la suya. Ellos tenían un grupo de música infantil llamado El Gorila y su Pandilla. Comenzamos a ensayar en casa de José Luis. Para mi sorpresa, invitaron también a Claudia. De pronto, colaborábamos en dos bandas a la vez.

R-4417074-1465146232-9260.jpeg

En esos tiempos hacer un disco independiente era muy difícil. Como dios nos dio a entender entramos al estudio. Lo que originalmente iba a ser una compilación de varios grupos, terminó por ser un split. Una cara con Nirgal Vallis y la otra con Arturo Meza. En el último momento, Arturo decidió poner música para meditar en vez de canciones. Grabamos en el estudio de Alejandro Fernández en un departamento de la Unidad Independencia. Sería el primer disco del sello “Gente de México”, como originalmente se iba a llamar el compilado. Dicho sello editaría después la extensa obra de Meza. Nuestra mitad se llamó “Y Murió la Tarde” y nunca la tocamos en vivo. La de Arturo se llamó “In Principio”.

R-4417074-1465098910-9440.jpeg

 

Diez años después, Ramón y Alejandro asistieron a una convención de rock progresivo en LA y conocieron a un brasileño que había editado una enciclopedia del género. Cuando supo que eran de Nirgal Vallis, banda que aparecía en su libro, se emocionó y los presentó con unos franceses dueños del sello Musea. Ellos les ofrecieron editar el material, a lo que Ramón les explicó que solo era medio disco. Pero les propuso hacer la otra mitad al volver a México. Así que, diez años después volvimos al estudio. Esta vez, con Julio Sandoval en el bajo. “Y Murió la Tarde” con dos caras, se editó en Francia en 1995.

1917456_1270325152125_1907328_n

 

Claudia Martínez de Alba/Tonana

Tras habernos conocido en 1984, al coincidir en los grupos Café con Leche y Nirgal Vallis, Claudia Martínez de Alba y yo comenzamos una serie de colaboraciones musicales, pero sobre todo, una amistad que perdura hasta hoy. Claudia era una cantante en la búsqueda de un sonido propio, que la hizo explorar en el canto nuevo, el rock y finalmente desarrollar un proyecto ligado al world music. Esto se dió a raíz de acercarse, en una primera etapa a la música zapoteca y posteriormente a música hecha en otras lenguas indígenas.

SCAN0019

1917456_1268207459184_1610592_n

En 1997 me pidió que le produjera un disco de canciones del istmo, pero en un concepto contemporáneo. Junto al guitarrista peruano Ángel Chacón y el ingeniero Felipe Kobeh, grabamos “Xquenda”, que atrajo la atención de Milán Records, que editó el disco y nos llevó al MIDEM en Cannes, Francia.

SCAN0015

Mi colaboración con ella hubiera llegado hasta ahí, ya que estaba decidido a enfocarme en la promoción de mi disco debut “El Sr. González y los Cuates de la Chamba”, pero nuestro amigo común Eduardo Dyer, también integrante de Sr. González, me convenció de involucrarme en su segundo disco. Claudia trabajó con el poeta maya Alberto Gómez Pérez, para componer una serie de temas cuyos arreglos estuvieron a cargo de Dyer, Chacón y yo, nuevamente con mi producción artística. El resultado fue “Tonana”, del año 2000. Recuerdo con aprecio, como Claudia tuvo a bien prestarme por un tiempo, un espacio para que yo pudiera ensayar con mi propio grupo. Para promover “Tonana”, se conformó una banda en la cual se llegó a integrar como bajista Fratta (otro cuate de la chamba) y con la cual viajamos en dos ocasiones a Canadá. Desde entonces, Claudia adoptó Tonana como nombre artístico.

Tras esta etapa yo volví a mi dinámica, más relacionada al rock mexicano, por lo que en su siguiente disco “Lazos” del 2004, colaboré solo en un par de temas. En 2006 aparecería el disco recopilatorio «The Mystery of Mayan Chart» donde aparecen algunos temas en los que estuve involucrado. Así se cerraría un ciclo de colaboraciones musicales con mi amiga.

Enlace permanente Deja un comentario

Río Magdalena – ¿Se hará algo ahora?

noviembre 19, 2018 at 11:12 am (Reflexiones, Uncategorized) (, , , , , )

Estimada Diputada Leticia Varela, 

Congreso de la Ciudad de México, 

Primera Legislatura.

Autoridades e instancias correspondientes de procurar el bienestar de la población de la Ciudad de México. 

Somos Rafael Alfonso González Villegas (productor musical, escritor e integrante del grupo Botellita de Jerez) y Graciela Contreras Martínez (diseñadora floral). 

Vivimos específicamente en el edificio ubicado en la calle Madrid número 209 de la Alcaldía de Coyoacán, teniendo al frente la puerta 2 de los Viveros de Coyoacán. El río Magdalena se encuentra en la colindancia poniente del condominio en el que residimos. 

Convivimos en todo momento con el tramo final del río abierto justo antes de unirse al río Mixcoac, donde juntos forman el río Churubusco. Estos dos últimos se encuentran entubados. En la parte trasera de nuestro condominio está la cerrada de Bruselas y a esa altura sobre el río, está un enrejado (filtro) en el borde de una cascada, que tiene la finalidad de evitar que ingresen desperdicios y basura de gran tamaño al río Churubusco. Es una estructura metálica conformada por una retícula con cuadros de aproximadamente 50 centímetros por lado.

Los que tenemos cercanía con el río Magdalena, sabemos que su rescate y regeneración no es algo simple ni sencillo. El río en este tramo, se ha convertido en un drenaje a cielo abierto que recibe descargas legales e ilegales a lo largo de su cause que comienza en el cerro de Las Cruces, al suroeste de la ciudad. En el pasado se han hecho planes para su rescate que han resultado hasta ahora infructuosos. En la administración de Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del DF, se desarrolló el Plan Maestro del Río Magdalena con un diagnóstico elaborado por investigadores de la UNAM y la UAM, que estaba estructurado en tres fases de acción, sobre un cause que atraviesa cuatro actuales alcaldías a lo largo de casi 30 kilómetros. Sin embargo, aún habiendo cierta voluntad política para llevar a cabo dicho plan, solo se intentó su aplicación en la primera fase, ubicada en la zona del parque Los Dínamos, es decir, en el tramo del plan que correspondía a la Delegación Magdalena Contreras. Con el cambio de administración en el Distrito Federal, la iniciativa se diluyó con el tiempo y se perdió. Se llegaron a invertir grandes cantidades de dinero en este tramo, pero al final, entre la corrupción de las autoridades, intereses políticos creados y la mala realización de las obras, las acciones que pretendían llevar a cabo el rescate del río resultaron ineficientes. El Plan Maestro de Ebrard fracasó finalmente, al no poderse cumplir ni siquiera la primera fase. 

En la actualidad las circunstancias son incluso peores que antes, principalmente río abajo, donde vivimos nosotros. La incorporación de las aguas del río Eslava al río Magdalena, justo antes del cruce de éste con el periférico para llegar así a la presa Anzaldo en el Pedregal de San Ángel, no hacen más que empeorar las cosas. Es otro río altamente contaminado que se suma a la problemática. Después de la presa, las aguas son entubadas. Ahí se dividen en dos direcciones, hacia el llamado interceptor poniente y en otro ramal, por debajo de la Av. Río Magdalena (nombrada así por obvias razones), donde sigue de manera subterránea su cause original, mientras atraviesa la zona de Tizapán y continua por Chimalistac, donde por cierto aún existen los viejos puentes que en el pasado vieron correr agua limpia bajo de sí. El río totalmente contaminado, vuelve a ver la luz poco antes de su cruce con calle Francisco Sosa, ya en Coyoacán. Desde ahí hasta el entronque con el río Churubusco va al descubierto, mostrando de manera cruda cómo han fallado todos los intentos por limpiarlo y recuperarlo.

En febrero del 2018 el Jefe de Gobierno de la CDMX Miguel Ángel Mancera, posterior jefe de gobierno tras la administración de Ebrard, dió la noticia en varios medios de comunicación capitalinos, que el plan llamado Proyecto Integral de Rescate del Río Magdalena, que supuestamente fue realizado por SACMEX de manera silenciosa según sus propias palabras, había concluido exitosamente. Conforme a lo descrito por él, construyeron colectores marginales que garantizaban la limpieza en las aguas del río, antes de llegar a la presa de Anzaldo, misma que a partir de ese momento, solo contendría agua de lluvia. Nosotros sabemos que eso no es cierto. Quién atraviesa los puentes sobre el río, tanto en la calle Francisco Sosa como en la calle Madrid, como los que manejan sus autos en el cruce de la calle G. Pérez Valenzuela con Av. Universidad o hacen deporte en los viveros de Coyoacán, saben bien que esa declaración es una pifia.

Hay días en que el hedor es insoportable. En el tramo donde vivimos, una nata de eses fecales estuvo estacionada por tres días en julio de 2018, ya que la basura tapó, como sucede continuamente, el filtro ya mencionado (https://instagram.com/p/BljeEajgZFk/). Esto sucedió tan solo unos días antes del acto simbólico en el que los vecinos de Santa Catarina, que se encuentran río arriba, en el tramo cercano a la iglesia de San Antonio de Padua o mejor conocida como la iglesia de Penzacola, al otro lado de los Viveros de Coyoacán, intentaron captar la atención de los medios de comunicación y las autoridades sobre la situación del río. Sabemos que en éste acto, usted misma como diputada electa en nuestra demarcación, se puso a recoger basura de las laderas, lugar donde también suelen pasar la noche algunos indigentes. Vemos en usted involucramiento y compromiso, lo que nos ha animado a externarle nuestra perspectiva del problema en estas lineas.

Continuamente, el filtro que se encuentra al final de la cerrada de Bruselas se llena de basura que impide la libre circulación del agua provocando situaciones como la descrita, sobre todo en días que no llueve y por ende el agua tiende a estancarse. Esto conlleva varias consecuencias que potencialmente afectan la salud de los que nos encontramos cerca. Además, la población de mosquitos, moscas y ratas aumenta en estas circunstancias. En los días donde el olor es intenso, los negocios que dan hacia la Av. Universidad y que tienen el río a sus espaldas, pierden clientes por rechazar los malos olores. También hay momentos en que lo que circula por el afluente del río es espuma jabonosa, que también se llega a concentrar en la reja (filtro). Cuando llueve, el filtro convertido en presa por la basura, hace que los niveles del agua lleguen a amenazar con desbordarse peligrosamente. Al subir el nivel del agua, ingresa por el drenaje de la calle Bruselas que descarga sus aguas negras sobre el río en sentido contrario, justo a un lado de la reja (filtro), provocando posteriormente que salga por las coladeras de esa calle, la calle Josefa Ortiz de Domínguez y la Av. México. Un poco más arriba, cuando el río viene caudaloso, el puente de la calle Madrid también detiene el agua, provocando que se desborde en la zona de los viveros donde hace destrozos y tira árboles.

La basura llama a la basura. Las personas que circulan a un costado de los viveros por la Av. Universidad, los usuarios de los paraderos y puestos de comida que se encuentran a las afueras del metro Viveros y que conviven a unos metros de manera insalubre con las aguas pestilentes, separados de éstas por una barda, usan el otro lado como basurero. Esta situación se repite en el puente de la calle Madrid, donde las personas que circulan por ahí para entrar al tradicional Coyoacán, no tienen ningún reparo en tirar basura, tirar botellas con meados, pintar graffitis y en términos generales ensuciar el área. Lo consideran un basurero.

La descoordinación entre las autoridades para llevar a cabo la limpieza del filtro que se encuentra en la cerrada de Bruselas, es otro de nuestros agobios. El responsable de limpiarlo es SACMEX. Al terminar dejan lo recolectado en la cerrada y la responsable de recoger la basura es la delegación (ahora alcaldía) de Coyoacán. Pueden pasar meses enteros antes de que lo hagan, con el consecuente mal olor y proliferación de plagas. Las continuas exigencias de la ciudadanía al respecto suelen tener repuestas ineficientes por parte de las autoridades.

También se suma a la problemática de la zona, la situación de los indigentes que eligen las laderas del río para pernoctar. Aprovechan que ahí es territorio federal para instalarse sin que una autoridad local reaccione o se responsabilice ante su situación. No solo se ubican en el área de la iglesia de Penzacola, también pernoctan dentro de los viveros e incluso tenemos una pequeña choza en la ladera que está frente a nosotros, es decir, a espaldas de la concesionaria de automóviles de la esquina de Av. Universidad con la calle Madrid.

Los árboles que se encuentran en las orillas del río se han convertido en amenazas para los que ahí vivimos. No son pocas las veces, en que los numerosos eucaliptos del lugar se han caído ocasionando destrozos materiales. Bardas, autos, techos y los cables de luz y teléfono, han sido destruidos por la caída de los árboles ante los reclamos de tala y poda no atendidos.

Buena parte de los problemas que vivimos los vecinos de Coyoacán, es la ingobernabilidad. Las autoridades responsables suelen deslindarse de las soluciones, echándose la bolita unas a otras. Pareciera que la zona del río, zona federal, es terreno de nadie.

Como parte del frustrado Plan Maestro de Ebrard, se llegó a plantear la creación de paseos turísticos a un lado del río. Para llegar a esto, se tienen que solucionar muchos problemas previos además de limpiar sus aguas. Se tendrá que contemplar la desamparada situación de los indigentes, la recolección de basura, además de garantizar la seguridad y mantenimiento del área. Tendría que haber un organismo con autoridad, que coordine a todas las instituciones involucradas en torno al río, es decir, las instancias de alcaldía de Coyoacán, el gobierno de la ciudad y el gobierno federal. 

La solución a la problemática del río Magdalena es compleja y requiere de compromisos a mediano y largo plazo. Requiere de una solución sistémica y costosa, que incluya todos los kilómetros de su cause. Implica crear plantas de tratamiento de aguas en lugares donde los vecinos no se vean afectados, construir un verdadero sistema de drenajes para no vertir los desechos industriales y humanos en el río, crear una cultura ecológica en la población por ahora inexistente y poner penas a los que ensucian el ambiente y la ciudad. Ya no queremos, como han sido hasta ahora, arreglos cosméticos.

Para algunos la solución es entubarlo. Eso sería reconocer que la batalla se perdió e implica negligencia hacia los problemas de agua en la ciudad, sobre todo a futuro. Es heredar el problema para nuestros descendientes. Permitir la generación y circulación de agua limpia podría atenuar los problemas de suministro en algunas zonas de nuestra ciudad y favorecer la recarga de los mantos freáticos. Nuestra ciudad podría estar recibiendo el agua que fluye a la cuenca de lo que alguna vez fue un lago y la estamos ensuciando y entubando. La estamos desperdiciando. El río Magdalena merece su rescate y de esta manera, darnos la pauta para mejorar el ambiente de la Ciudad de México en términos generales. 

Diputada Leticia Varela, agradecemos sinceramente la atención que ha puesto a este escrito, esperando poder contar con su apoyo y solidaridad en la búsqueda de soluciones al deterioro ecológico de nuestro río.

México a 19 de noviembre del año 2018.

Anexo una carpeta con información recopilada a lo largo de varios años, que contiene opiniones, recortes de periódico, diagnósticos y planes en torno a la problemática del Río Magdalena.

Este video lo hice hace 7 años: https://youtu.be/gAblh9rUo7o La situación actual es peor.

Enlace permanente Deja un comentario

Liberen a Rosina González

marzo 30, 2014 at 11:26 pm (Cronicas, Musica, Reflexiones) (, , , , , , , , , , )

cropped-sr-arbol.jpgPor el Sr. González

Tuve la oportunidad de conocer a Rosina González hace algunas semanas, cuando fui con la HH Botellita de Jerez a Cozumel. Dimos un concierto en el muelle en el que estaba atracado el barco de Greenpeace, Rainbow Warrior. Todo esto, en el marco de una campaña en torno a la promoción de una agricultura sana y autosustentable. Hemos coincidido con ellos en la necesidad de reclamar que no se permita el cultivo de semillas transgénicas en México, particularmente del maíz.
Al final del evento fuimos a cenar con algunos miembros de esa organización. Pudimos convivir con Rosina, que nos simpatizó bastante al contarnos sus peripecias como escaladora, además de ser la única en entrarle a un «tu por tu» gastronómico con Armando Vega-Gil (que ella ganó, por cierto).
Al día siguiente, partimos de regreso al DF agradecidos por todas las atenciones que nos brindaron nuestros amigos activistas. Ellos zarparían un día después hacia el puerto de Veracruz.
Al poco tiempo, pudimos ver en diferentes medios, la fotografía de una manta desplegada por Greenpeace en el edificio de Pemex del puerto jarocho. En un lugar estratégico y visible desde muchos puntos, se podía ver la satírica imagen de Enrique Peña Nieto, con manchas de petróleo, en una supuesta portada de la revista TIME con el título «Saving México?». Al fondo de la escena, el barco Rainbow Warrior. Fue una manifestación en clara alusión al descontento por la forma como se está llevando a cabo la reforma energética por parte del gobierno mexicano. A raíz de esta acción fue detenida Rosina, no por haber descendido del edificio para desplegar la gigantesca manta junto a 5 compañeros, sino por haber roto una luminaria del edificio. Ahora, por absurdo que parezca, puede enfrentar cargos por 10 años de prisión.
Aquí mas información:
www.greenpeacenocalla.org
Al gobierno le ha molestado mucho este evento y decidió dar un castigo ejemplar encerrando a Rosina González.
A mi manera de ver, se está persiguiendo la libre manifestación de un pensamiento distinto al oficial. Y eso se llama censura.
Para algunos, los métodos de Greenpeace podrían ser cuestionables. Para otros, son acciones justas que parten de iniciativas no gubernamentales de organismos y personas que entienden que se nos está acabando el tiempo, no solo en México, sino en el planeta entero.
Coincido con el descontento por la manera en que se ha legislado la nueva reforma energética. La HH Botellita de Jerez y yo como parte de esta banda, hemos sido incluso participes en la campaña promovida por el actor Daniel Jiménez Cacho para juntar firmas a favor de una consulta ciudadana, ante lo que para un buen sector de la sociedad mexicana, es una privatización de Pemex.
Los motivos de Greenpeace, tienen que ver mas con la falta de estrategias para abordar energías alternativas y autosustentables, mismas que no están contempladas dicha reforma. También es al final, una voz disidente que encuentra eco entre muchos mexicanos que quieren ser escuchados en su descontento.
20140331-074047.jpg
Rosina González es un chivo expiatorio con la cual quieren dar un escarmiento al libre pensamiento. Es una persona no muy distinta a nosotros, que tenemos una opinión y que no se nos escucha. Ella formó parte de una manifestación no violenta con la que nos identificamos grandes sectores del país. Quién pretenda callarla, pretende callarnos también.

#SalvemosMexico
#PemexNoNosCalla

Video de la HH Botellita de Jerez – Sin Maíz no Hay País
http://www.youtube.com/watch?v=5MEsNriEOlo

20140401-214633.jpg

Enlace permanente 1 comentario

Los ojos tras los flecos

septiembre 25, 2012 at 2:01 pm (Cronicas, Reflexiones, Un Mundo Frágil)

Vi al animalito temeroso a un costado del auto mientras salía de los edificios en los que vivo. Por el retrovisor alcancé a verlo entrar al interior del estacionamiento ganándole al cierre de la puerta. Ya lo sacará nuestro conserje, pensé.
Al paso de los minutos olvidé el suceso y el día se lleno de sus habituales actividades. Al día siguiente cuando volvía caminando a mi casa, lo encontré resguardándose de la lluvia pertinaz frente a la puerta techada. Lucía sucio y con frío. Quise acariciarlo pero huyó mientras me acercaba. Pobre, me dije, debe estar perdido. Volví a olvidarlo y se fue otro día.
Llegó el viernes y quede de ver a Grace para comer juntos. Mientras salíamos, fue ella quien lo vio entre la banqueta y un auto estacionado.
–Está perdido. Ya lleva varios días rondando por aquí– Le comenté.
Al volver, Grace regresó con un itacate de lo que no comimos con la intención de alimentarlo.
Apenas lo vio le dijo –Hola Flecos–
El perro era una maraña de pelos sucios, rastas y tras sus largos flecos se distinguían un par de ojitos. Seguía rehuyéndome. Fue Grace quien logro la confianza y el acercamiento. Le comenzó a dar de comer, sin aparente apetito de su parte.
Yo subí a mi apartamento para hablarle a mi amiga Rosy Sanchez, quien tiene una asociación protectora de animales para que me aconsejara que hacer. Me explicó las alternativas comunes para los animales extraviados. Una, la menos deseable, era llevarlo a la perrera en donde, si no es adoptado después de un tiempo, es sacrificado. Otra alternativa es llevarlo a alguna asociación protectora como la que ella maneja. El problema de esta alternativa es que están siempre saturadas de animales en espera de ser adoptados, ella misma no podía ayudarme. Una alternativa posible era encontrar a la brevedad un hogar temporal, ofreciéndose a apoyar por medio de su asociación con atención médica y alimentos a quien se hiciera cargo. Me pidió que le tomara una foto para que la comenzáramos a difundir por la red y ver si aparecía algún interesado.

Cuando bajé a tomarle la foto encontré a Grace acariciándolo, o mas bien debería decir, acariciándola. Efectivamente Grace ya la había revisado viendo que era chica, que tenía los dientes limpios, que no estaba operada y recibía plácidamente sus caricias, mismas que seguramente no había recibido por un largo rato. Flecos, en realidad era La Flecos. Subí a mandarle la foto a Rosy y aproveché para mostrarla en mi Twitter y Facebook. Tal vez aparecería alguien que se la quisiera quedar o incluso quien la perdió.
Volví con Grace. La perrita ya en sus brazos se dejaba acariciar mientras temblaba.
–¿Y ahora que sigue?– Le dije.
Yo estaba claro en que no tendría tiempo para cuidarla. Ya en el pasado me llevé mi perra de casa de mis padres a mi primer departamento y al poco tiempo tuve que regalarla con mucho dolor. No me gustaría tenerla para después darme cuenta que no puedo con la responsabilidad. Grace tampoco puede quedársela, tiene sus propias complicaciones. ¿Que hacer mientras aparece alguien que esté dispuesta a hacerse cargo? Puede haber una respuesta rápida o tardar mucho. Juntos decidimos que sería una buena idea llevarla a un veterinario para que la revisara y que pudiera pasar algunas noches ahí. La idea de que siguiera en la calle expuesta al clima, a ser atropellada o a perderle el rastro no nos agradaba, así que la llevamos a Medican, lugar que conoce bien Grace y que está relativamente cerca de casa.
Ahí la revisaron, bañaron y le cortaron el pelo para deshacerse de las pulgas que la infestaban. Le calcularon un año de edad aproximadamente. Pasó la noche ahí para estar en observación. Cabe decir que en este lugar se solidarizaron bajando sus tarifas por el hecho de ser una perra recogida.
Al volver en la noche me sorprendió la reacción solidaria en las redes, tan solo en Twitter un buen número de organizaciones y asociaciones tanto de protección de animales, como para encontrar o reportar animales perdidos retuitearon mi foto. Rosy me comentó de un posible hogar temporal que se definiría hasta el medio día del día siguiente. Sin embargo, aunque había mucha solidaridad, no aparecía con claridad el interesado en quedársela.
El sábado fui a comer con mi familia y comenté el caso de La Flecos. Fue cuando mi hermana aceptó recibirla temporalmente, con la intención de adoptarla si todo iba bien. Cabe decir que ella se encuentra a la mitad de una mudanza y que tiene otro perro. Ante la falta de otra propuesta y sintiendo que la perrita estaría en buenas manos, quedé con ella para llevársela en la tarde del domingo.
Grace y yo decidimos que no pasaría una noche mas en el veterinario así que me la lleve a casa ese sábado. Ya sin flecos, pudimos constatar su mirada tierna y lo tranquila que es. Por fin comenzaba a mover la cola, aunque también notamos que cojeaba un poco y tenía unos temblores ocasionales. Se los atribuimos al miedo en el que había vivido. Se veía que le agradaba recostarse a un lado de uno. No fue difícil comenzar a encariñarnos con ella. Notamos que no subía ni bajaba escaleras y hacía sus necesidades en la calle. Sin duda era una perra de compañía y estaba educada.

El domingo por la mañana recorrí las calles cercanas buscando letreros en los postes de perros perdidos y me impresionó mucho ver la gran cantidad que hay, pero ninguno se refería a La Flecos.
Llegó el momento de llevarla con mi hermana. La mas feliz era mi sobrina que pronto la bautizó como Chata. Roco, el perro salchicha anfitrión se dedico a atosigarla por ser un perro, digamos, intenso. Lo curioso fue que Chata le puso límite y se impuso dominante. Mi cuñado, con mucha sabiduría supo manejar el encuentro de ambos caninos. Grace y yo nos despedimos de ella con un nudo en la garganta pero tranquilos de que lo que habíamos hecho había sido lo correcto.
Esa semana salimos de viaje y mi hermana nos mandó un par de fotos en la cual se veía a Chata totalmente integrada a su familia. Pero al siguiente sábado, mientras volvíamos a la ciudad, recibí su llamada en la que me explicaba que había tenido que llevarla a Medican de nuevo, ya que había dejado de comer y le habían vuelto las temblorinas. Suponían alguna obstrucción intestinal o que los antibióticos que tomaba desde la primera visita, tal vez le habían lastimado el estómago. Mientras la revisaban le tomaron unas radiografías y ahí fue cuando apareció el verdadero problema. Tenía su cadera fracturada en varias partes. Nadie antes relacionó su esporádica cojera con esto.
Yo me sentía responsable por haberla recogido y nunca fue mi intención enjaretarle un problema a mi hermana. Así que ambos fuimos a escuchar la explicación del Dr. Julio Escalante de Icaza y decidir que proseguía. El veterinario nos explicó que ese tipo de fractura le provocaba mucho dolor, sobre todo si hacía frío y cuando hacía sus necesidades. Que tenía por lo menos seis meses de haberse producido y que por su estado al recogerla, coincidía con el tiempo que se estimaba estuvo en la calle. Por eso temblaba, sin embargo nunca hubo lamentos, lo que refuerza la impresión de que realmente es una perra muy tranquila. Le pregunté que como se había hecho estas fracturas y me dijo que, según su experiencia, era muy probable que le hubieran dado una fuerte patada. La historia real nunca la sabremos. Nos dio un presupuesto de cuanto podía costar operarla, la única solución a su mal y decidimos costearla entre mi hermana, Grace y yo.
Ayer la recogí. Estará unos días en mi casa pues para mi hermana es un momento realmente complicado. La idea es probarme que tan complicado es para mi cuidarla y en un par de semanas replantearnos si vuelve con ella o me la quedo. Por supuesto que Grace está dispuesta a darme ayuda en los momentos que pueda ya que ella está muy involucrada también.
La vida quizás me está enviando una señal. Tal vez deba tenerla. La verdad es que es adorable. Ya veremos. Lo que sea ideal para la perrita, eso será.

Me gustaría con este relato lograr hacer conciencia en los lectores de lo importante que es ser responsable con los animales. Que existen muchos que están a la espera de ser rescatados o adoptados. Reflexionen sobre gastar grandes cantidades en adquirir un animal de raza. En los perros abandonados encontrarán mucho agradecimiento y cariño. Es importante esterilizarlos ya que están expuestos y si se reproducen solo traerán animalitos infelices al mundo.
Pude haberme desentendido e ignorar a Chata cuando apareció frente a mi casa. Quien sabe cual hubiera sido su destino. Probablemente la muerte. Lo cierto es que yo no me podía quedar sin hacer nada y ahora, lo digo con franqueza, no me arrepiento de haber actuado como lo hice.


7 de diciembre del 2012: Han pasado ya casi tres meses y La Chata se quedó a vivir conmigo. Somos felices. Les comparto una foto actualizada.
Chata

Enlace permanente 4 comentarios

Políticos cantantes.

mayo 14, 2012 at 4:55 pm (Musica, Reflexiones) (, , , , )

Los políticos son capaces de todo con tal de ganar las simpatías del respetable. Mas si se trata de una vocación perdida, un gusto guardado en lo mas profundo de sus sensibilidades. Hay quienes no cantan mal las rancheras, otros que lo hacen verdaderamente bien, pero me temo que Beatriz Paredes y Felipe Calderón se los llevan de corbata a todos. Nomás échenle un vistazo a esto…
Barack Obama

Hugo Chavez

Carlos Navarrete

Beatriz Paredes

Y recientemente tenemos, ni mas ni menos, a Felipe Calderón

¿A poco no?

Enlace permanente 1 comentario

La Ciudad Abusiva

marzo 5, 2012 at 12:10 pm (Reflexiones) (, )

Muchos me ubican como músico, pero tal vez pocos saben que estudié arquitectura. De esa etapa recuerdo que me fomentaron la conciencia por el entorno. Nos inculcaron el valor que tiene tomar en cuenta el contexto en el cual se desarrollarían nuestros proyectos. Nos inculcaron esta ética para ser buenos arquitectos en una ciudad en la cual normalmente se construye dentro del caos, donde no se respetan planes de desarrollo urbano, ni reglamentos, ni usos del suelo, ni altura de los edificios. Todo esto permitido por autoridades corruptas que a lo largo del tiempo han provocado una situación incontrolable. Lo cierto es que tenemos una ciudad pastiche.
Pero tomar en cuenta el entorno de una obra no solo representa un aspecto meramente formal. También se involucran las culturas y tradiciones propias del sitio, los impactos ambientales y el suministro de los servicios y vialidades. El ideal de cualquier obra arquitectónica, es provocar la revaloración de su entorno.
Pero cuando pienso en la llamada Ciudad Progresiva, planeada para llevarse a cabo en las inmediaciones del pueblo de Xoco al sur de la ciudad de México, solo descubro imposición, voracidad y abuso aplastante. En este sitio se pretende construir un conjunto de edificios entre los cuales uno tendrá 60 pisos de altura, el mas alto de Latinoamérica. En muchas ciudades del mundo, los edificios altos se concentran en ciertas áreas destinadas para tal fin. Pero en a Ciudad de México aparecen desperdigados por todas partes. Es una ciudad llena de chipotes que aparecen caprichosamente, mas respondiendo a fuertes intereses económicos, que al orden urbano. Las autoridades correspondientes han autorizado la construcción de la Ciudad Progresiva en una zona donde no se permiten edificios altos y muy cerca del cruce vial de Río Churubusco con Av. Universidad, que ya de por si presenta fuertes congestiones automovilísticas. Pero sobre todo, es evidente el desprecio por el pueblo de Xoco, cuya vida se ve fuertemente afectada por la cercanía a dicha obra. Hay una crítica discusión entre habitantes de la zona y la empresa constructora sobre si las recientes cuarteaduras presentadas en la Iglesia de San Sebastian son el producto de las excavaciones hechas a unos metros, ya que prácticamente colinda con la nueva construcción. Al parecer se están violando toda clase de reglamentos mientras las autoridades se lavan las manos.
Poco se sabe sobre la forma en que la empresa inmobiliaria Ideurban y las autoridades delegacionales pretenden mitigar el impacto que provocará la llamada Ciudad Progresiva.
Sería importante para la opinión pública, saber abiertamente quienes son las personas que dieron la autorización de esta inusual obra, así como también ponerle nombre y apellido a los que están detrás de los grandes intereses económicos involucrados.
Por lo pronto, los que si están dando la cara son los habitantes de Xoco, en una lucha totalmente desproporcionada y solitaria. Para mi, la llamada Ciudad Progresiva simplemente no es ética y rompe, mas allá de lo formal, con todos los preceptos de lo que debe ser una buena arquitectura.
No dejemos solos a los habitantes de Xoco.

Notas relacionadas:
http://www.jornada.unam.mx/2012/02/29/capital/045n2cap
http://www.jornada.unam.mx/2012/01/30/capital/034n1cap
http://www.animalpolitico.com/2012/03/vecinos-de-xoco-realizan-protesta-por-construccion/
http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/109956.html
http://xocovive.wordpress.com/2012/03/02/clausura-ciudadana-el-lunes-5-a-las-7-am-en-san-sebastian/
http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/110562.html

Enlace permanente 9 comentarios

La pulsera humana mas grande del mundo.

febrero 6, 2012 at 8:24 pm (Cronicas, Reflexiones)

Cuando enfermé de cáncer, nunca dudé en hablar al respecto abiertamente. Me pareció normal admitir mi situación y ser realista. La situación se me presentaba como una batalla la cual estuve dispuesto a librar, aun en contra del pesimismo de algunas personas. Para la mayoría, cáncer es sinónimo de una sentencia de muerte. Esta creencia está sustentada en el desconocimiento de los nuevos tratamientos, cosa que provoca mucho miedo. Por otra parte, la negligencia y una tardía atención pueden ser fatales. Para mi, la actitud tenía que ser otra: enfrentar el problema actuando con rapidez y decisión.
En el camino me encontré a otros que enfermaron como yo, pero que temieron ser abiertos al respecto, por temer perder el trabajo o sufrir el rechazo social. Hay que decirlo, hay un estigma al rededor de un enfermo. Mas allá del obvio deterioro de la salud y el bolsillo, tener cáncer puede resultar contraproducente para algunos.
Pero yo me abrí y en mi caso recibí el apoyo emocional de muchas personas, cosa que me ayudó mucho. Entendí que la parte que me tocaba hacer en todo este proceso, era la de enfocarme mental y anímicamente hacia la recuperación. Siempre supe que aun no era el momento de ceder ante la muerte y eso me ayudó a no titubear sosteniendo una actitud positiva ante todas las incomodidades. Uno aprende a aceptar que en estos casos, dependes de la ayuda de los demás. La autosuficiencia se aparta temporalmente de tu vida y la dignidad se hace de chicle.
Fueron dos años muy difíciles. Fue triste ver quien, a la par de mi, no libro su propia batalla. Al final, sobreviví.
Así que comencé a reintegrarme a mis viejas actividades con la conciencia de la fortuna que implica estar vivo.
En cierta ocasión en la que, como el músico que soy, fui a la televisión, me preguntaron sobre lo que había vivido. Yo lo conté con la apertura de siempre, sin ser consiente que al ser escuchado por muchas personas, provocaría identificación y esperanza en otros enfermos, expresada en los posteriores correos electrónicos y mensajes en las redes sociales en las que estoy.
Eso me hizo entender en la importancia y dimensión de poder compartir mi historia. Así que cuando escuché en radio la campaña de la Fundación Livestrong «Comparte tu historia, Nuestra Fuerza Contra el Cáncer» no dudé en acercarme para colaborar. Dio la casualidad de que yo conozco a la persona que hace la voz institucional de dicha campaña, Miguel Solís, y le hablé buscando información. Es así como él me contactó con las personas que están tras esta iniciativa. Me invitaron a hacer un testimonial en video el cual se difundirá por diversos medios.
Como parte de sus actividades, el pasado sábado 4 de febrero en el zócalo de la ciudad de México, se hizo el evento en el cual se formó, inspirada en el símbolo de la Fundación Livestrong, la pulsera humana mas grande del mundo, para mostrar que se puede vencer el estigma que hay en torno al cáncer con toda su connotación negativa.
En medio de un ambiente familiar, fraternal y festivo, mas de cinco mil personas rompimos este récord. También hubo puestos gratuitos de detección temprana para diferentes tipos de cáncer y en general se difundió la idea de que ante esta enfermedad, lo mejor es tener una actitud abierta y una disposición para vencer miedos. No se vendió nada, ni se recolectaron fondos, nada por el estilo. Se trató de difundir una conciencia nueva con respecto al cáncer.
Es interesante ver como también, a partir de este tipo de eventos, se enlazan personas con necesidades específicas con organizaciones que resuelven dichas necesidades. Esto es sin duda, una de las funciones importantes de una campaña como la que se está llevando a cabo.
Por lo pronto, yo quería convertir mi experiencia como enfermo en algo positivo y creo haber encontrado la forma. No solo apreciando y agradeciendo cada día de vida, sino compartiendo mi historia.

Fundación Livestrong

Enlace permanente 6 comentarios

La industria musical cambia o muere

enero 29, 2012 at 11:38 am (Musica, Reflexiones) (, , )

Antes, las compañías disqueras transnacionales y la industria de la música en general, se encargaban de darle una exposición preferencial a los productos que les interesaban como negocio, ya sea haciéndolos sonar frecuentemente en la radio, dándole lugares especiales en las tiendas y generando grandes campañas promocionales.
El producto que vendían se fijaba en lo que llaman un «soporte físico», llámese CD, cassette, LP, cartucho, cinta magnetofónica, etc. Un producto que el cliente potencial podía tener en las manos y que era fácilmente comerciable.
Pero, como todos lo experimentamos actualmente, la era digital y del internet ha venido a cambiar esta dinámica.
Se culpa frecuentemente a la piratería de la decadencia de esta forma de comerciar la música y, si bien es una parte del problema, las empresas no reparan en darse cuenta que sus esquemas de negocio cada vez son mas anticuados. Muestra de ello es su poco eficaz promoción de leyes como la muy mentada SOPA, que gozan del rechazo generalizado del público y las nuevas empresas ligadas a la era del internet.
En el apego a sus viejas y alguna vez, muy jugosas formas de negocio, las compañías disqueras enarbolan la bandera de la protección de los derechos autorales y la lucha contra la piratería para ocultar su verdadera intención, no perder sus ganancias en un esquema donde el músico es el menos favorecido.
En la actualidad, las personas escuchan lo que quieren y cuando quieren, en muchas ocasiones sin filtros ni manipulaciones, sin la necesidad de tener físicamente la música que les gusta y en forma totalmente gratuita. Y no me refiero a bajar ilegalmente archivos. Ni siquiera hace falta tenerla en la memoria de en algún dispositivo móvil para escuchar lo que a uno le gusta. Simplemente está en la red.
Desde hace varios años, muchos músicos hemos experimentado con la idea de que el público no sea el que pague la producción de la música grabada, dando prioridad a la difusión de nuestras obras.
¿Cual será el negocio para la industria musical entonces?
Considero que la música grabada no desaparecerá. Cumple varias funciones que rebasan su condición de producto vendible. Son un documento y definitivamente cumplen la tarea de promover el trabajo de un artista.
En el espejismo de la libertad de elección que nos da la red, seguirá siendo mas fácil llegar a lo conocido que a lo desconocido, es decir, a lo que estará mas promovido, por lo que para mi, el futuro de las actuales compañías de discos es el de poner su interés en la promoción y el manejo de artistas mas que en la venta de discos, como ya lo comienzan a hacer. Estas empresas, se meten cada vez mas en terrenos que antes eran exclusivos de los músicos, como la obtención de ganancias a partir de sus presentaciones en vivo. Es decir, el negocio ya no estará en la venta de objetos que contengan la música, pero si en el manejo de los aristas en cuestión. Para estas empresas disqueras, la música grabada dejara de ser un producto de venta para ser un artículo mas de promoción, ante la imposibilidad de comerciar con ella. En otras palabras, la explotación de la música ya no estará en vender discos como antes, sino en el manejo y promoción de sus creadores.
Seguramente se seguirán vendiendo los llamados «productos con un valor agregado» como exquisiteces para coleccionistas. Cajas con recopilaciones, rarezas, ediciones especiales, etc. Pero la industria, como la hemos conocido hasta ahora, cambiará o está destinada a desaparecer.

Enlace permanente Deja un comentario

La muerte

enero 4, 2012 at 4:49 pm (Reflexiones)

Cuando alguien muere, la tristeza es para quien se queda. Yo quisiera que cuando muera no me llores, que pienses que mi vida ha sido buena y lo valores. Que no estés triste por mi, que escuches mis canciones y sientas que no me fui. Y sobre todo, que te quiero ver feliz.

Pensamiento dedicado a Rita, Eugenio, Amy y al Negro.

http://www.goear.com/files/externalpl.swf?file=d34bd17

Enlace permanente 1 comentario

Gracias

diciembre 13, 2011 at 3:03 pm (Musica, Reflexiones)

Hace unos días, una buena amiga sabiamente me decía: No te lamentes por lo que no tienes y mas bien agradece lo que si tienes.
El final del año, querámoslo o no, se presta para las revisiones y no puedo mas que concluir que para mi, este año ha sido bueno.
Es el año en el que he vuelto a la vida.
Como Sr. González saqué el disco «Un Mundo Frágil», «Las Grabaciones del Sr. González 1998-2011» y acabo de presentar el libro «Mi Vida Pop», producto inicial del trabajo solitario realizado durante los dos años de enfermedad previos.
También toqué con mis excompañeros de Botellita de Jerez después de 14 años, festejamos los 10 años de Monocordio y me invitaron a ser parte de La Chilanga Banda de Jaime López.
También viví enamorado. Un amor que al final no fue correspondido, pero que agradezco igualmente ya que representa que siento y estoy vivo.
No ignoro las cosas que están mal en mi entorno inmediato, en el país y en el mundo, ni a los que nos dejaron en este camino.
Pero ahora, simplemente quiero agradecer haber experimentado este 2011 y a todos los que han estado cerca.
¡A lo que sigue!

El equipo Rhythm&Books en camino a la FIL
El equipo Rhythm&Books en camino a la FIL
para presentar Mi Vida Pop


Aquí puedes escuchar: Un Mundo Frágil (album completo)
http://www.goear.com/files/externalpl.swf?file=3d53cff

Enlace permanente 3 comentarios

A ponerse la camiseta.

mayo 23, 2011 at 3:35 pm (Anuncios, Reflexiones)

Botellita de Jerez nos invitó a Santiago Ojeda y a mi, para tocar con ellos en la presentación que darán en el Teatro de la Ciudad el 10 de junio del 2011. La idea es volvernos a poner la camiseta de nuestra ex banda y tocar un par de temas como solíamos hacerlo en la década de los 90.
La ocasión se presta para aclarar varios rumores, incluso mitos que rondan por ahí con respecto a mi relación con Botellita de Jerez.
Uno de los mas difundidos, es que tengo bronca con Sergio Arau, lo cual es absurdo y rotundamente falso. A Sergio lo aprecio y le tengo una gran admiración. Yo antes de ser parte del grupo, era seguidor del trío. De no ser por el concierto del Último Guacarrock que dimos en el Teatro Metropólitan en julio del 97, a mi nunca me tocó convivir con él como compañero de banda. Así que saber que vamos a compartir el escenario una vez mas, me gusta y emociona.
Otro mito es que Paco, El Mastuerzo y yo nos odiamos. Nada de eso. Si bien no nos hablamos por mucho tiempo después de mi salida en 97, lo cierto es que los muchos años de amistad y aventuras no se borrarán nunca. Además, estoy especialmente agradecido con él por haber tocado en los conciertos de apoyo que me hicieron, ahora que estuve enfermo.
De Benjamín Alarcón no puedo decir nada porque no se nada de él desde hace mucho tiempo.
A los dos botellos restantes nunca los he dejado de frecuentar y hemos hecho muchas cosas juntos en los últimos años. He producido los discos del Palomazo Informativo del que Armando era parte y he tocado junto a Santiago acompañando a Fratta
Así que «nacos chidos y morras prestapronto y sabadaba», hagamos de esta próxima presentación, una gran fiesta del recuerdo ¡Como chingaos no!

Enlace permanente 1 comentario

QEPD Pablote

mayo 22, 2011 at 12:02 pm (Reflexiones)

La violencia en el país sigue cobrando víctimas inocentes.

Cito textualmente a La Rocka de Monterrey: «Según los primeros reportes difundidos por El Norte y Milenio, dos vehículos circulando por Diego de Montemayor llegaron frenta al Café y dos sicarios accionaron armas de alto poder en contra de Pablote, «El Enano» y gente que para su mala suerte pasaba por allí o se disponía a ingresar al lugar o salir de él (era noche de Djs y estaba casi lleno)».

En esta ocasión el asesinato de Pablote (Pablo César Martínez), empleado del Café Iguana, lugar emblemático en el Barrio Antiguo de la ciudad de Monterrey, por el que ha circulado buena parte del rock nacional, nos deja perplejos. Lo tengo presente como un tipo de gran tamaño, siempre amable y que se daba a respetar. Lamento mucho su perdida y pienso en el sentimiento de desasosiego que deben estar viviendo sus compañeros de trabajo, las bandas y el público habituales del lugar.

Mi mas sentido pésame a los familiares de las víctimas.

Una vez mas #estamoshastalamadre

Enlace permanente 4 comentarios

POR LOS RUMBOS DEL RÍO MAGDALENA

mayo 18, 2011 at 8:03 am (Reflexiones)

Usualmente escribo de música, pero hoy quisiera reflexionar con ustedes sobre la relación que tenemos los habitantes de las ciudades con nuestro medio ambiente natural inmediato. Experiencias puede haber muchas, incluso con problemáticas mas apremiantes que la que abordaré. Pero espero me permitan escribirles sobre una preocupación particular, que creo es compartida por muchos habitantes del sur de la Ciudad de México. Les escribiré pues, desde la perspectiva de un simple ciudadano, sobre mi convivencia con el Río Magdalena.

Muchos conocemos este nombre porque así se llama una avenida que forma parte del eje 10 sur, ahí por los rumbos de la vieja fabrica de papel de Loreto donde ahora existe un centro comercial. En realidad, es el último río vivo de nuestra ciudad, aunque en ese tramo en particular y bajo el asfalto de dicha calle, no tenga diferencia con cualquier otro drenaje subterráneo.

Nace en las faldas del cerro de La Palma, en la Delegación Cuajimalpa y es alimentado por manantiales y pequeños ríos en su trayecto. En su origen, es un bello río cristalino que baja por terrenos comunales y por la cañada de Los Dínamos en la Delegación a la que le da nombre, la Magdalena Contreras, para gradualmente contaminarse mientras se va integrando en la ciudad. Una parte de su agua se destina para el uso domestico en las zonas urbanas de San Bernabé y San Jerónimo Lídice y otra parte llega a la presa Anzaldo, en el Pedregal de San Angel. A partir de ahí es vertida al drenaje. Solo volverá a ver la luz en un tramo de unos cientos de metros desde su cruce con la Calle Francisco Sosa, hasta poco antes de integrarse junto al Río Mixcoac, al Río Churubusco, en los límites de la Delegación Coyoacán. Es decir, viaja paralelamente a la Avenida Universidad y prácticamente es el limite oeste de los conocidos Viveros de esta delegación. Es un tramo de aguas negras al descubierto en plena zona urbana. Yo vivo a unos metros de esta parte del río y son muchas las preocupaciones que esto me provoca.

¿Como es que este río, alguna vez limpio, terminó en esta triste circunstancia? ¿Será posible limpiarlo y verlo integrado a la ciudad?
Revisando la historia de la región, pude ver que durante el siglo XIX y XX, se utilizó al río como una fuente de agua para la activa industria textil y papelera que por esos tiempos encontró un polo de desarrollo en estas cañadas húmedas de lo que hoy conocemos como Contreras y que a la vez eran cercanas al origen de las materias primas, traídas en el tren desde Morelos. Cubrió además las necesidades domésticas de los que ahí llegaron a trabajar y vivir, en lo que fueron viejas colonias obreras que actualmente están en la zona de Tizapán y San Angel. Ese mismo río se usó para vertir desechos industriales y aguas negras volviéndose así en drenaje río abajo. La ciudad fue creciendo y el tramo final de este afluente quedó, con el tiempo, literalmente cubierto por el asfalto. Aun así, su historia fue diferente a la de muchos ríos de este valle que desaparecieron totalmente del paisaje.

Varios han sido los intentos, todos fracasados, por rescatar al Río Magdalena en el pasado, por lo que fue bien recibida la noticia de que una de las cien acciones de gobierno propuestas por Marcelo Ebrard al hacerse cargo de la jefatura del ejecutivo local, sería la de retomar nuevamente esta vieja demanda ciudadana.

En el primer trimestre del año 2007, se anunció con bombo y platillo la inversión de cien millones de pesos para el rescate del río, con un presupuesto inicial de cuarenta y tres millones de pesos otorgados por el Fondo Metropolitano a la Delegación Magdalena Contreras. Existen planes de limpieza en las cuencas que dan al río, así como para la construcción de drenajes, una planta de tratamiento de aguas negras y una planta potabilizadora nueva -además de una ya existente- que proporcionarán agua y drenaje a las colonias aledañas de reciente regularización. También hay planes para desarrollar el ecoturismo en la zona comunal, mismos que por cierto, se han dificultado por la aparición de grillas e intereses políticos entre comuneros y la delegación.

Pero poco se habla de lo que harán con la sección del río que ahora funciona como drenaje de las colonias Jardines del Pedregal, Tizapán, Chimalistac, San Angel, Copilco, La Florida y Coyoacán.

El Doctor Cassio Luiselli Fernández, coordinador de Sustentabilidad Ambiental de Metrópoli 2025, un proyecto de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal a cargo de Martha Delgado, ha mencionado en los medios de comunicación que como parte del proyecto de rescate del Río Magdalena, estará limpiar e integrar esta última parte del río al paisaje urbano, incluso desentubando grandes tramos, así como su aprovechamiento en el suministro de agua potable a las zonas inmediatas. Esto requerirá de un nuevo sistema que drene las aguas sucias que por ahora contiene el río. Luiselli Fernández aclaró a mediados del año 2007, que esta etapa del proyecto llevaría mas tiempo.

Por lo pronto, los tramos al descubierto ya mencionados, son un fuerte foco de deterioro ambiental. Este sucio río genera mas basura por parte de muchas personas inconscientes que al verlo así, no sienten remordimiento alguno por ensuciarlo mas con todo y sus alrededores. Basta con ver la orilla oeste del tramo que va dentro de los Viveros de Coyoacán, que se ha vuelto un tiradero de desperdicios por parte de los usuarios del Metro y transeúntes de la Avenida Universidad. Una buena campaña para no tirar basura en las calles y parques nos urge, no solo aquí, sino en todas las ciudades del país. Pero mientras, los letreros que piden no tirar basura en los alrededores de esta zona, no son efectivos. Sirven la educación, los botes de basura con mantenimiento y su posterior tratamiento, pero no se hace nada en ese sentido.

Cuidar la vegetación en las orillas ribereñas también tiene que ser algo que deben procurar las autoridades. Los fuertes vientos que nos sorprendieron en enero del 2008, tiraron varios eucaliptos ubicados en las laderas del río. Sus cortas raíces no resistieron las ráfagas de aire y los daños materiales fueron cuantiosos entre automóviles aplastados y el derribado de cables, postes de luz y rejas tanto de los viveros como de propiedades privadas. Afortunadamente no hubo víctimas humanas, aunque se sumó a la tristeza del acontecimiento, ver varios árboles en el suelo.

La gran victoria de las autoridades capitalinas sería y con sinceridad espero que así lo logren, cuando los ciudadanos podamos volver a ver un Río Magdalena limpio, realmente vivo, cruzando y embelleciendo las calles de nuestras colonias, en donde por ejemplo, podamos volver a utilizar, para lo que fueron construidos originalmente, los puentes de piedra que hay en Chimalistac y no pensar que la única opción salubre que nos quede sea la de entubar los tramos que aun subsisten. En nosotros como ciudadanos queda presionar a las autoridades correspondientes, ya sean locales o federales, para que los planes que, en ese sentido ya existen para el rescate del Río Magdalena, se cumplan con cabalidad.

Enlace permanente 4 comentarios

Sobre la marcha nacional

mayo 13, 2011 at 2:40 pm (Reflexiones)

Sobre la marcha nacional.
Creo que hay muchos preguntándonos que sigue.
Para mi varias cosas quedaron claras. Javier Sicilia es un ciudadano que le da voz a las preocupaciones de muchos. Se ha vuelto un líder de opinión con características singulares. No ha sido coptado por el poder, es inteligente y se expresa bien, ha estado involucrado en luchas sociales desde antes, lleva consigo una desgracia que genera empatías ya sea porque se han vivido cosas semejantes o indigna saberlas cerca, tiene una espiritualidad que rebasa instituciones religiosas y maneja un discurso pacífico aunque firme ante el señalamiento de la impunidad.
A mi si me queda claro que Sicilia busca poner en la mira la ineficiencia y corrupción de nuestros gobernantes y políticos. Que la única manera de cambiar al país es por medio de la presión civil. Pero para ello, nosotros debemos ser congruentes y comprometernos. Es un error pensar que apoyamos a Javier Sicilia. Él nos está apoyando para que no nos suceda lo que le sucedió a él y a tanta gente.
Lo que viene es que siga adelante y limpie este movimiento de oportunistas políticos cuyo interés es jalar agua para su molino y mantener sus cotos de poder. Este es un movimiento ciudadano para decirle al gobierno que lo está haciendo mal. Que nosotros proponemos alternativas, pero que la responsabilidad es de ellos porque para eso se les paga y elige. Nosotros fiscalizamos. Y si, hay que enfrentar al poder con mucha gente. Si no responden, ya se planteo la desobediencia civil pacífica, nuestra última arma como sociedad que rechaza la violencia para presionar.
Hay propuestos seis puntos. Es ingenuo pensar que los cambios pueden ser rápidos y mas al final de un sexenio. Pero se ha sembrado la semilla de un movimiento ciudadano que cuenta con la calidad moral para señalar a los impunes, esa es la esencia. Lo que sigue es hacer política desde abajo, sin ser políticos en busca del poder. Y creo que Javier Sicilia lo sabe y cuenta con mucha simpatía y también sabe que debe continuar. Habemos quienes lo seguiremos.
Es cierto, hay quien prefiere no ver y quedarse en su área de confort, cómodamente y viendo de lejitos. Ojalá nunca vivan las desgracias de otros mexicanos.

Enlace permanente Deja un comentario